Cómo refrescar la casa y ahorrar electricidad

ventilar la casa todokb Estamos en verano y en cuanto el mercurio marca los 30 grados ya estamos apretando el botón del aire acondicionado. Y cuando el termómetro supera los 40 grados es difícil refrescar un hogar sin recurrir a tan eficaz invento; pero sí que podemos reducir el número de horas de funcionamiento del aire acondicionado. En TodoKB Selfstorage, alquiler de trasteros y almacenes en Pamplona, os dejamos unos prácticos consejos para utilizar estos aparatos con moderación y evitar sobresaltos en la factura a final de mes. Trucos para refrescar
  • Ventilar por la noche. Renueva el aire de tu hogar cuando cae el sol y abre las ventanas creando corriente para mover el aire de una estancia a otra.
  • Dejar las persianas bajadas puede disminuir la temperatura interior hasta unos 6 grados, depende de la orientación que tengan.
  • Cerrar las puertas de las habitaciones que no utilizas. Un sencillo gesto de grandes resultados. Si en tu vivienda hay una serie de habitaciones que no se utilizan durante el trasiego más habitual, mantenlas cerradas para guardar el aire fresco en las zonas más utilizadas (salón y cocina).
  • Utilizar sábanas de algodón e hilo. Favorecen la transpiración y transmiten sensación de frescor en contacto con la piel. En verano conviene cambiarlas más a menudo. En el caso de la almohada, hay disponibles en el mercado unas rellenadas de cáscara de alforfón, que son más frescas ya que favorecen que circule el aire en su interior.
  • Iluminar de forma adecuada utilizando iluminación LED y procurando encender las luces el menor tiempo posible y sólo si es necesario.
  • Utilizar los electrodomésticos de forma adecuada. La lavadora, el lavavajillas y sobre todo el horno y la plancha enciéndelos en las horas del día cuando la temperatura exterior sea mas baja ya que son electrodomésticos que irradian mucho calor.
  • Instalar toldos en las ventanas con mayor exposición al sol y en las terrazas y balcones.
  • Refrescar tu cuerpo por fuera y por dentro. Durante la temporada estival aumenta el consumo de verduras, ensaladas y productos menos cocinados para hacer mas ligera la digestión. No abuses de las bebidas muy frías ya que generan una reacción interna con mayor consumo de energía hasta que el cuerpo recupera sus 37 grados. Refréscate con una ducha de agua fría y lleva siempre a mano un bote con difusor de agua para refrescarte en los momentos mas calurosos del día. Y por supuesto, no te olvides del abanico y una gorra.